Image

Domingo 23 del tiempo ordinario. Ciclo B (Marcos 7,31-37)

El milagro que nos invita a contemplar el evangelio de hoy nos puede parecer un milagro “menor”, si lo comparamos con otros milagros del evangelio como pueden ser las sanaciones de leprosos, o devolver la vista a un ciego de nacimiento o resucitar a Lázaro. Pero no lo es… Consideremos la situación vital de la persona a la que Jesús sana.

“Un sordo que apenas podía hablar”. Estamos no sólo ante limitaciones físicas como la incapacidad de oír y de hablar. Ambas sumadas nos presentan a una persona inhabilitada para la relación humana y para la convivencia social, alguien condenado a vivir al margen de toda relación social y destinado a la marginalidad de quien es incapaz de comunicarse. Sin olvidar el dolor interior y la frustración que viven las personas que no pueden oír y que no pueden expresar con palabras sus pensamientos, sus afectos, sus sentimientos.

La acción milagrosa de Jesús en esta persona es ciertamente “devolverle” a la vida, tiene mucho que ver con una re-creación de la persona, algo que las lecturas de hoy mencionan, tanto la primera lectura del profeta Isaías: “Mirad a vuestro Dios que viene en persona, resarcirá y os salvará” (Isaías 35, 4). O aquellas palabras de la gente que contempla el milagro: “Todo lo ha hecho bien” que evocan aquellas primeras palabras del Génesis: “Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien” (Génesis 1,31).

La vida plena para la persona humana es siempre una vida en relación interpersonal, en comunidad. La acción de Dios, y la experiencia de Dios, nos devuelven siempre al encuentro con las demás personas. Somos creados “para”: no para encerrarnos en nosotros mismos (que es el trágico destino reservado para quienes no pueden comunicarse) sino para abrirnos a la comunicación y al servicio de nuestros hermanos.

Hay otro detalle en el evangelio de hoy que nos choca y que también está cargado de significado: el modo cómo Jesús obra el milagro. “Le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua”: un contacto físico que incluso puede herir o repugnar a nuestra sensibilidad actual y que, por otra parte, resultaba absolutamente innecesario o prescindible. Bastaban las palabras de Jesús.

Pero, también como tantas otras veces y en tantos otros milagros, Jesús busca el contacto físico, extremo en este caso, como un gesto de cercanía. De esa cercanía de Dios a la humanidad que se obra en la encarnación y que Jesús expresa incluso físicamente. Lección e invitación a la cercanía al dolor humano para cada uno de nosotros y para la Iglesia que nos recuerda que no bastan ni intenciones ni palabras (¡somos tan palabreros!) para anunciar y hacer activa la salvación de Dios, sino que hay un cuerpo a cuerpo humana y evangélicamente inevitable.

Darío Mollá SJ

Comentarios

    • Luis Antonio Villena valdivia septiembre 2, 2021
    • Responder

    Definitivamente la comunicación entre personas es fundamental por eso vivimos en comunidad y también es una manera de evngelizar y la otra manera es con el ejemplo

  • Me ha gustado el comentario del evangelio de este fin de semana
    Las relaciones públicas son esenciales como humanos que somos. Y ahi está su comentario
    Enhorabuena Dario Mollá

    • María Mercedes septiembre 2, 2021
    • Responder

    Me ha gustado ver como el Señor nos ama y me dice lo necesario que es el mostralo a los demas como lo hace Él.

  • Es lo que más necesitamos y es lo que más nos cuesta, sobre todo cuando tenemos visiones distintas. Es bueno recordarnos, que Jesús, si lo hizo.
    .

  • Muchas gracias Darío .

  • Gracias.

Deje sus cometarios

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 629 672 650

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Septiembre 2021 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
30
31
1
2
3
4
1
  • 19:30EUCARISTÍA
5
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
6
7
8
9
10
11
1
  • 19:30EUCARISTÍA
12
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
13
14
15
16
17
18
1
  • 19:30EUCARISTÍA
19
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
20
21
22
23
24
25
1
  • 19:30EUCARISTÍA
26
3
  • 10:00INICIO EJERCICIOS ESPIRITUALES EN LA VIDA DIARIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
27
28
29
30
1
2
3