Comentario al evangelio: «Tanto amó Dios al mundo»

Lectura del santo evangelio según san Juan 3, 14-21

IV Domingo de Cuaresma – Ciclo B

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:

«Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.

Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna.

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.
El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito de Dios.

Este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra el mal detesta la luz, y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras.

En cambio, el que obra la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios».

COMENTARIO

“TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO”

(Juan 3, 14-21)

Domingo 4º de Cuaresma – Ciclo B

La liturgia de este domingo nos propone para nuestra oración uno de los fragmentos más hermosos de todo el evangelio de San Juan. Es parte del diálogo de Jesús con Nicodemo y en él Jesús expresa, con una enorme fuerza, el grado de amor de Dios por el mundo, por nuestro mundo concreto y no por un mundo ideal: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo unigénito”.  ¿Se puede amar más? ¿puede haber una prueba mayor de amor?

Ese amor de Dios es, lo subrayo una vez más, a este mundo concreto tan diverso, tan roto en tantos aspectos, tan contradictorio, tan desesperanzado… tan lejos de Dios. “Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo sino para que el mundo se salve”. Ya me gustaría que todos nosotros estuviéramos en esa misma línea: ¡qué fácil es criticar sin comprometerse y qué difícil es comprometerse para cambiar lo que no es justo!

El amor de Dios al mundo es, en primer lugar, entrega. Donación de lo más valioso. Entrega sin condiciones previas, porque no es inversión sino entrega. Una entrega que nace en la intimidad del corazón de un Dios compasivo y no en el cálculo. El amor nunca sabe si la entrega será “eficaz”, tampoco se lo pregunta: se da por bien empleada si alguien la acepta y aceptándola se transforma.

Porque el amor es también respeto a la libertad. La historia humana es historia de la libertad humana ante la entrega amorosa de Dios. Ha habido rechazo, ignorancia, desprecio… pero también ha habido mucho de acogida. ¡Y cuánto bien ha hecho esa acogida! ¡Cuántos frutos de humanidad, de justicia, de solidaridad ha generado por doquier el amor de Dios aceptado!

Entrega del Amor que respeta la libertad humana de acogida o rechazo tiene un nombre que hay que escribir con mayúscula: GRATUIDAD. Es la grandeza del amor de Dios y es el gran desafío a nuestra limitada y pequeña capacidad de amar: amar sin demandar respuesta, sólo por el sencillo deseo de hacer el bien, de ayudar. Nuestro amor es “divino” cuando es gratuito: en eso consiste el famoso “sed perfectos como es perfecto vuestro Padre del cielo” (Mateo 5, 48). No en una egoísta, e imposible, perfección individual, sino en un horizonte de gratuidad en el amor.

A este mundo concreto, en este mundo concreto. Que es el que es, no el que nos gustaría que fuera. El mundo que necesita menos del juicio y más del amor. El que necesita una palabra sobre Dios Amor, aunque muchas veces se niega siquiera a escucharla. Pero no importa…

Darío Mollá, SJ

9 respuestas a «Comentario al evangelio: «Tanto amó Dios al mundo»»

  1. Avatar de Isabel
    Isabel

    Muchas gracias por evangelizar.

    1. Avatar de Jose maria
      Jose maria

      Gratitud es otra de las palabras, que Iñigo de Loyola, elevo por antonomasia. Gracias.

    2. Avatar de noris valladares
      noris valladares

      Dios nos bendiga. Amén. Muchas gracias por Evangelizar

    3. Avatar de María Ortiz
      María Ortiz

      Pero no importa… Tanto Dios ama al mundo que se nos sigue dando en gratuidad.

      Invitación a buscar la luz y estar con/en ella.

    4. Avatar de María Nieves
      María Nieves

      Agradezco mucho los comentarios al Evangelio de Darío Mollá. Los envío a mis grupos y cuando no lo localizo me pongo muy nerviosa porque son los mejores. Profundos y misericordiosos. Gracias

  2. Avatar de Piluca
    Piluca

    Muchas gracias Darío por tus palabras..Especialmente por estas…» El amor nunca sabe si la entrega será “eficaz”, tampoco se lo pregunta: se da por bien empleada si alguien la acepta y aceptándola se transforma.»…

  3. Avatar de Jorge
    Jorge

    Muchas gracias.

  4. Avatar de María Mercedes
    María Mercedes

    Hoy el Evangelio nos muestra el amor del Padre. Como si me dejo amar por Él, mi vida sería otra. Pues tendria un corazón misericordioso, viendo en mis hermanos al Padre. Aceptandolos como son y respetando su libertad como Él
    Gracias por su comentario siempre me ayuda en la oración.

  5. Avatar de Ana Maria.

    El. Amor de Dios al hombre es inmenso. Gracias, Dario por tu comentario ante esta realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *