Image

Domingo de Pentecostés (ciclo B) Jn 20,19-23

Jesús se hace presente en la casa cerrada, con puertas atrancadas, en donde los que lo abandonaron y negaron se encuentran llenos de miedo al exterior, en donde se encierran abatidos por el fracaso y la culpa y con la palabra les da su paz y con el gesto les da su aliento: “la paz con vosotros” y “sopló sobre ellos”. No hace falta discursos, no hacen falta revisiones y análisis sobre lo que ha pasado en Getsemaní y en el Gólgota. No hacen falta interrogatorios ni demandas de explicación sobre los motivos del abandono y la negación. La sólo presencia pacificadora y alentadora basta.

Jesús pacífica porque les muestra su incondicionalidad compasiva, porque les trasmite su aliento para que puedan vivir y caminar a “su mismo aire”. Les da su Santo Espíritu. El Espíritu de Jesús es el que hace posible relacionarse con el Dios de la Vida, el Señor de cielo y tierra al que oraba Jesús, sin temor y sin miedos. Los libera del miedo a Dios y a los de fuera de la casa. La cerrazón de los discípulos, en el fondo, es miedo a Dios porque han fracasado, porque no han estado a la altura y temen que este dios inmisericorde nos los perdone, creen en los más hondo de ellos que lo que le han hecho a Jesús “no tiene perdón de Dios”.

Nuestro Dios acoge lo débil y desenmascara la prepotencia. Tendría que darnos mucha pena el que Dios pueda seguir dándonos miedo, que nos de miedo vivir nuestra propia humanidad con todos los riesgos, que sigamos creyendo que hay zonas de nuestro ser criaturas y de nuestra vida que hay que ocultárselos, zonas que son fuente de toda hipocresía y medias verdades sino se las presentamos con lucidez para que las bendiga. El Espíritu del Resucitado es su soplo vivificador que penetra nuestra vida para sanarla, recuperarla, fortalecerla.

Se encuentran que la Paz que Jesús les trasmite reiteradamente, y su soplo de vida, es el abrazo y la bendición sobre su vulnerabilidad y fracaso, el Dios que se revela en Jesús es compasivo por siempre y por eso los desata y los libera de su narcisista sentimiento de culpa. Lo que Jesús, el Hijo, pacifica y fortalece es la vulnerabilidad, y por eso, porque es compasivo, desbarata, denuncia y altera los planes de los que tienen atemorizados a los vulnerables, a los abatidos por su incoherencia, desbarata a los que imponen cargas pesadas sobre las conciencias, a los que sienten, insoportablemente para los demás, “seguros de sí mismos”. Perdona y abraza la pequeñez y denuncia la prepotencia y el orgullo.

Jesús nos da su aliento que es aliento de vida, nos da su aliento vivificador. Su Espíritu nos adentra en las entrañas compasivas del Dios Amor -no olvidemos que palabra “dios” a secas no les dio de sí a los primeros y primeras para dar razón de lo que estaban viviendo-. Nos sumerge en el ámbito de Compasión que es la Trinidad Santa, atención al domingo próximo, nuestra propia condición humana es también del Dios de la Vida. El Santo Espíritu nos hace amigos de Dios, de la familia de Dios, nos lleva a sentirnos hijas e hijos queridos, por eso sus dones son la libertad, la alegría y la liberación de todo espíritu de servidumbre.

Toni Catalá SJ

Comentarios

    • HERIBERTO ALEGRE ORTIZ mayo 21, 2021
    • Responder

    Muy bien escrito. Gracias y saludos desde Asunion Paraguay

  • Bellas palabras, que generan una gran esperanza y debo tener siempre presente” el Santo Espíritu nos hace amigos de Dios, de la familia de Dios. Gracias, que le colme de dones.

  • Gracias por ese aliento tan vivificante con estos comentarios del Evangelio

  • Como siempre brillante..
    El Dios de Jesús es compasivo, perdona y abraza la pequeñez y denuncia la prepotencia y el orgullo.
    Debería quitarnos el ‘temor a Dios’.
    Jesús nos da su aliento pacificador.

    • Felipe Mora Castillo mayo 21, 2021
    • Responder

    El Espíritu divino nos colma de sosiego, paz y esperanza.Gracias por sus palabras llenas de luz para el camino.

  • Gracias por este aliento tan verificable y esperanzador

  • Gracias espiritu santo porque nos guias, acompañas, fortaleces, nos sanas, nos empujas, y lo mas hermoso, es para todos. Bendiciones.

  • Gracias.

  • Gracias.

Deje sus cometarios

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 629 672 650

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Septiembre 2021 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
30
31
1
2
3
4
1
  • 19:30EUCARISTÍA
5
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
6
7
8
9
10
11
1
  • 19:30EUCARISTÍA
12
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
13
14
15
16
17
18
1
  • 19:30EUCARISTÍA
19
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
20
21
22
23
24
25
1
  • 19:30EUCARISTÍA
26
3
  • 10:00INICIO EJERCICIOS ESPIRITUALES EN LA VIDA DIARIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
27
28
29
30
1
2
3