Image

Domingo 34 del Tiempo Ordinario. Jesucristo, Rey del Universo. Ciclo B (Juan 18, 33b-37)

“Para eso he nacido y para eso he venido al mundo, para ser testigo de la verdad”. Jesús define el sentido de su vida de este modo tan contundente delante del gobernador romano, Pilato, en un momento en el que se juega la vida o la muerte. No se anda con componendas ni con juegos de palabras, afirmando, una vez más, su libertad y su soberanía. El escéptico Pilato responde, con desdén, aquello de “¿qué es la verdad?”, pregunta que firmarían tantos contemporáneos nuestros… Para el gobernador la única verdad, como demostrarán los hechos posteriores, es la de conservar el poder a cualquier precio, incluso al precio de una condena injusta y el derramamiento de sangre inocente.

Jesús no necesita responder con palabras a esa pregunta de puro postureo, porque la verdad es Él mismo, con su actitud y conducta a lo largo de toda su vida y en ese mismo momento.  Hasta los mismos enemigos de Jesús tienen que reconocer, aunque con mala intención: “Maestro, nos consta que hablas y enseñas rectamente, que no eres parcial, sino que enseñas sinceramente el camino de Dios” (Lucas 20, 21). Con su conducta y su menosprecio de la verdad Pilato va a conservar por un tiempo (seguramente menos del que él esperaba…) su parcela de poder, pero pierde toda autoridad. Porque el poder lo pueden dar unos papeles, pero la autoridad se gana día a día con la honestidad y la verdad.

Ser personas “de verdad”, ir “con la verdad” por delante, es el camino para alcanzar una plena dignidad humana, tanto en el vivir como en el morir (como el caso de Jesús y de tantos y tantas mártires que le han seguido a lo largo de los siglos). Una dignidad que perdura a través de los tiempos a ojos de Dios y en la memoria de los hombres. Esta misma semana hemos recordado, con emoción, a los jesuitas asesinados en el Salvador y a las dos mujeres asesinadas con ellos. Me viene a la memoria la preciosa frase que pronuncia el cardenal Altamirano, al final de la película “La Misión”: “Así, pues, vuestra Santidad, vuestros sacerdotes están muertos y yo vivo. Pero en verdad soy yo quien ha muerto y ellos son los que viven. Porque, como ocurre siempre, el espíritu de los muertos sobrevive en la memoria de los vivos”.

Vivir en verdad es el camino seguro hacia el más preciado de los dones de una persona humana y de una criatura de Dios: la libertad. Jesús lo afirmó y lo profetizó con claridad y vigor: “La verdad os hará libres” (Juan 8, 32). Y el acto supremo de toda libertad humana es la libertad de darse, la libertad de entregarse: “… doy la vida… Nadie me la quita, yo la doy voluntariamente. Tengo poder para darla y para después recobrarla” (Juan 10, 17-18). Vivir en verdad para crecer en libertad, y crecer en libertad para hacer de la vida servicio y entrega: un horizonte de sentido para nuestro seguimiento de Jesús.

Darío Mollá, SJ

Comentarios

  • Gracias.
    Que consiga vivir en la libertad de saber elegir la verdad que proclama y es Jesús.

  • Asi es, el poder puede darlo los papeles, pero la autoridad se gana dia a dia, con honestidad y la verdad, cuanta verdad hay en esta frase y que escasez hay en ella.
    La libertad , es uno de los dones que Dios nos ha puesto cuando nos creó, principio principal del ser humano.
    Gracias Dario por tus observaciones que me hacen reflexionar

    • María Mercedes noviembre 18, 2021
    • Responder

    “Yo doy rey”afirma Jesús, “pero mi reino no es de este mundo”. Es llamativo que es un rey que no vino a que le sirvan sino a servir, no se pone el primero, sino el último;no viene a mandar, sino a obedecer, no exige, sino que propone;no viene a obligar sino a invitar, no viene a pedirnos o a quitarnos nsfa, sino a darse él mismo. Dio la vida voluntsriamente por ti y por mi, por cada uno fe nosotros, para nuestra salvación.
    Un rey que ha venido a dar la cara , cuando yo no la doy; a hablar, cuando yo no quiero hacerlo;a perdonar, cuando yo no perdono; a escuchar, cuando yo no escucho; a acoger, cuando yo no acojo;a tener los gestos de amor que se precisan , cuando amí no me salen. Un rey que ha venido a entrgarse y a darse siempre a todos y del todo, pata que tú y yo lo vivamos aprendiendo la dinamica del amor y libertad.
    Señor, quiero sprender de ti y ser reins a tu estilo…
    Muchas gracias Padre Dario

  • Gracias Dario por recordarnos la grandeza de Jesús. Ojala pudiese llegar a ser testigo de la verdad.

    • Angelica Sandoval noviembre 18, 2021
    • Responder

    Gracias P Dario …. la verdad nos hace ser libres para hacer de nuestra vida un servicio y entrega al projimo… vivir para servir..gracias!!

Deje sus cometarios

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 629 672 650

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Diciembre 2021 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
29
30
1
2
3
4
1
  • 19:00EUCARISTÍA
5
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
6
7
8
9
10
11
1
  • 19:00EUCARISTÍA
12
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
13
14
1
  • 19:00CONTEMPLATIO. Espacio de oración contemplativa
15
1
  • 19:30CURSO: EL MODO DE PROCEDER IGNACIANO
16
17
18
2
  • 10:00RETIRO MENSUAL
  • 19:00EUCARISTÍA
19
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
20
21
22
23
24
25
1
  • 19:00EUCARISTÍA
26
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
27
28
29
30
31
1
2