Cuaresma es tiempo de conversión. Pero ¿convertirse a qué?… Es necesario concretar horizontes de conversión para que ésta no quede en una palabra vacía de contenido. Darío Mollá nos propone en este retiro uno de esos “horizontes” de conversión que es precisamente el que nos recuerda el evangelio: el horizonte de la gratuidad. Gratuidad en la relación  con Dios y en la relación con nuestros hermanos.

Textos evangélicos propuestos para la oración: Mateo 5, 43-48 y Marcos 5, 25,-34

“Para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir el sol sobre malos y buenos” (Mateo 5, 45)

Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos, rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre del cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y hace llover sobre justos e injustos. Si amáis sólo a los que os aman, ¿qué premio merecéis? También hacen lo mismo los recaudadores. Si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? También hacen lo mismo los paganos. Sed, pues, perfectos como vuestro Padre del cielo es perfecto” (Mateo 5, 43-48)

La razón última de la gratuidad y la posibilidad de crecer cada uno de nosotros en gratuidad es la contemplación y la acogida de la gratuidad del amor del Dios Padre nuestro.

Quizá nos ayude a captar la gratuidad y la incondicionalidad del infinito amor de Dios por cada uno de nosotros una pequeña variante de esta frase evangélica, variante plenamente evangélica: “hijos de vuestro Padre celestial que hace salir el sol sobre cada uno de vosotros tanto cuanto sois malos como cuando sois buenos”.

La consciencia agradecida de la incondicionalidad cotidiana (porque sol o lluvia son fenómenos cotidianos…) del amor de Dios por cada uno de nosotros es lo que puede hacernos capaces de que nuestro amor a Dios y a nuestros hermanos crezca en incondicionalidad. San Ignacio de Loyola lo expresó con toda claridad en su “Contemplación para alcanzar amor”: “conocimiento interno de tanto bien recibido, para que yo, enteramente reconociendo, pueda en todo amar y servir a su divina majestad” (Ejercicios nº 233).

Cuaresma es un tiempo para crecer en el agradecimiento, para hacernos conscientes de cuánto ha hecho Dios por cada uno de nosotros a lo largo de este año: “… cómo hasta ahora ha tenido de mí tanta piedad y misericordia” (Ejercicios nº 71)

“Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz y queda curada de tu enfermedad” (Marcos 5, 34)

También nos puede ayudar en esta cuaresma y en este  proceso de crecer en gratuidad evangélica considerar y examinarnos sobre significados concretos y cotidianos de la gratuidad. Jesús nos muestra en muchos momentos del evangelio qué significa gratuidad. Os propongo contemplar uno de ellos: la curación de la mujer con flujos de sangre tal como nos lo relata el evangelio de Marcos en su capítulo 5, 25-34.

Una mujer que llevaba doce años padeciendo hemorragias, que había sufrido mucho en manos de distintos médicos gastando todo lo que tenía, sin obtener mejora alguna, al contrario, peor se había puesto, al escuchar hablar de Jesús, se mezcló en el gentío, y por detrás le tocó el manto. Porque pensaba: Con sólo tocar su manto, quedaré sana. Al instante desapareció la hemorragia, y sintió en su cuerpo que había quedado sana.  Jesús, consciente de que una fuerza había salido de él, se volvió a la gente y preguntó: ¿Quién me ha tocado el manto? Los discípulos le decían: Ves que la gente te está apretujando, y preguntas ¿quién te ha tocado? Él miraba alrededor para descubrir a la que lo había tocado. La mujer, asustada y temblando, pues sabía lo que le había pasado, se acercó, se postró ante él y le confesó toda la verdad. Él le dijo: Hija, tu fe te ha sanado. Vete en paz y sigue sana de tu dolencia.

Sugiero algunos de esos concretos de gratuidad:

1.- No hacer de la otra persona un rodeo para llegar de mí mismo, de donde salgo, a mí mismo como meta, sino hacer del otro y del bien del otro el punto de llegada. No buscarme e a mí mismo ni en la relación con Dios ni en la relación con los demás;

2.- No buscar ni generar dependencias afectivas, sino respetar, mantener y hacer crecer al otro en su libertad. No cobrar ningún tipo de precio. Muchas veces no nos cuesta la gratuidad efectiva, sino la afectiva: la que quiere cobrar en consolaciones divinas o en aplausos, reconocimientos, fidelidades o dependencias humanas;

3.- La perseverancia en situaciones de fe oscura o de oración desolada o también en esfuerzos y servicios cuyo  fruto no es el que esperamos o deseamos; la no dependencia del éxito y la no culpabilización (al otro o a nosotros mismos) por el fracaso;

4.- La prioridad en nuestro servicio a  quienes más lo necesitan, a los más desvalidos, a los más  débiles o desprotegidos aunque sean (normalmente…) los que menos nos compensan o los que requieren un esfuerzo mayor con un resultado menor.

Al modo de Jesús, la gratuidad de nuestro amor devuelve a los otros la dignidad y la fe en sí mismos (“tu fe te ha salvado”) y la libertad (“vete en paz”).

“El Hijo os da la libertad” (Juan 8, 36)

Caminar en el horizonte de gratuidad al que el Padre nos mueve y el Hijo nos enseña es el camino más directo para crecer en libertad.

Crecer en gratuidad hace limpia nuestra intención, evangélico nuestro servicio y auténtico nuestro amor.

Es la gracia a pedir al Espíritu en el día de hoy y a lo largo de toda la cuaresma, porque “donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad” (2ª Corintios 3, 17).

Algunos recursos de apoyo para este retiro.

Una plegaria

Todo tiene un precio.
Todo se paga. Todo es interesado.
¿Hay en este mundo un espacio
para la gratuidad?
¿Hay quien ame
sin esperar algo a cambio?
¿Hay quien sirva sin buscar aplauso,
reconocimiento, admiración?
¿Hay quien piense antes
en los otros que en sí mismo?
A veces no lo sé.
A veces dudo. A veces.

Pero el amor, tu amor, es así:
Libre, sin cadenas, sin exigencias
Servicial, sin contraprestaciones, sin reclamaciones.
Atento sólo al evangelio de los pequeños, de los débiles.
El amor, tu amor, es primero.
No piensa antes en lo que ha recibido.
No reivindica títulos ni posesiones.
No busca ante todo su propio bienestar.

Es un amor que habla de “tú”,
de “vosotros”,
de “ellos”,
y muy poco de “yo, “me”, “mi”, “conmigo”
y cuando piensa en “nosotros”
es abriéndose al mundo, a todos,
tendiendo manos y abrazos y miradas
para que todos tengan cabida.
Es difícil tu amor, ese amor bueno.
Es difícil tu amor, ese amor primero.
Es difícil tu amor, ese amor limpio.
Pero es pleno, y grande, y real.

Un canto

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 618 46 26 09.

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Abril 2021 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
29
30
31
1
2
  • 19:00GRUPO DE ORACIÓN
  • 22:00GRUPOS MAGIS JÓVENES
2
3
4
3
  • 11:00ADORA Y CONFIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:30EUCARISTÍA JÓVENES
5
6
1
  • 22:00GRUPOS JÓVENES MAGIS
7
1
  • 19:00AMIGOS DEL DESIERTO
8
2
  • 19:00GRUPO DE ORACIÓN
  • 22:00GRUPOS MAGIS JÓVENES
9
10
11
3
  • 11:00ADORA Y CONFIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:30EUCARISTÍA JÓVENES
12
13
1
  • 22:00GRUPOS JÓVENES MAGIS
14
1
  • 19:00AMIGOS DEL DESIERTO
15
2
  • 19:00GRUPO DE ORACIÓN
  • 22:00GRUPOS MAGIS JÓVENES
16
1
  • 18:00TALLER 3: DESARROLLO PERSONAL EN EL ENVEJECIMIENTO. AFRONTANDO LOS RETOS
17
18
3
  • 11:00ADORA Y CONFIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:30EUCARISTÍA JÓVENES
19
1
  • 19:30TALLER: INICIACIÓN A LA EXPERIENCIA ESPIRITUAL
20
1
  • 22:00GRUPOS JÓVENES MAGIS
21
2
  • 19:00AMIGOS DEL DESIERTO
  • 19:30SEMINARIO 2: LOS EJERCICIOS DE IGNACIO DE LOYOLA
22
3
  • 19:00GRUPO DE ORACIÓN
  • 19:30CONFERENCIA: ACOGER Y ACOMPAÑAR PERSONAS LGTBI
  • 22:00GRUPOS MAGIS JÓVENES
23
1
  • 18:00TALLER 3: DESARROLLO PERSONAL EN EL ENVEJECIMIENTO. AFRONTANDO LOS RETOS
24
1
  • 10:00RETIRO MENSUAL
25
3
  • 11:00ADORA Y CONFIA
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:30EUCARISTÍA JÓVENES
26
1
  • 19:30TALLER: INICIACIÓN A LA EXPERIENCIA ESPIRITUAL
27
1
  • 22:00GRUPOS JÓVENES MAGIS
28
1
  • 19:00AMIGOS DEL DESIERTO
29
2
  • 19:00GRUPO DE ORACIÓN
  • 22:00GRUPOS MAGIS JÓVENES
30
1
  • 18:00TALLER 3: DESARROLLO PERSONAL EN EL ENVEJECIMIENTO. AFRONTANDO LOS RETOS
1
2