Image

Domingo 25 del Tiempo Ordinario. Ciclo B (Marcos 9,30 -37)

¡Qué palabra tan impresionante e interpeladora  de Jesús en estos tiempos en que, por mínima sensibilidad humana que se tenga, duelen en el alma las imágenes de tantos niños deambulando perdidos y sin cuidados por caminos de rechazo y de muerte! Cuando aún no se ha borrado de nuestra mente aquella terrible foto del niño kurdo de tres años Aylan Kurdi, ahogado en una playa de Turquía, nos ha golpeado la imagen de ese  bebé afgano de pocos meses colgado de un avión en Kabul. Y entre nosotros, ese “tráfico” inhumano de menores marroquís en Ceuta, de un lado a otro de la frontera…

Evidentemente, con toda legitimidad podemos leer esta frase de Jesús de otro modo: “Quien rechaza a uno de estos niños… a mí me rechaza” ¡Y tantas veces somos los que nos tenemos por seguidores de Jesús los que le rechazamos a Él al rechazar a los pequeños de Dios!

Dice el evangelio que Jesús en Cafarnaún “llamó a un niño” (36). Un niño cualquiera, un niño de la calle, uno de esos niños que en más de una ocasión los discípulos quisieron mandar a paseo porque molestaban y se ganaron por ello una reprimenda de Jesús. Borremos de la imaginación esos niños de estampa: rubitos, guapitos, limpios y bien peinados…; el niño que Jesús coloca “en medio de ellos” (36), a la vista de todos, en el sitio principal, como punto de referencia y con el que se identifica es un niño de la calle, un niño cualquiera, un “mocoso” en el sentido que damos normalmente a esa palabra.

El niño no es sólo el que tiene pocos años. La palabra niño, en el evangelio y en la vida, tiene otras muchas connotaciones. El niño es la personificación de la vulnerabilidad, de la impotencia, de la dependencia… Es el que en la lógica mundana que veíamos el domingo pasado (“pensar como los hombres”) no cuenta para nada, no sirve para nada, sólo aporta necesidades, sólo genera gasto… y, encima, no vota. Y si es de familia marginal, pobre o  desestructurada es víctima inocente condenada él  mismo, muchas veces, a la pobreza o la marginación.

Pero, nuevamente, una vez más, el discurso de Jesús y del evangelio (“pensar como Dios”) es radicalmente opuesto: “a mí me acoge” (37). Esos pequeños son los más importantes para Dios. El más grande entre los discípulos es el que más acoge, cuida  y sirve a los pequeños de Dios. El amor a los pequeños es el amor que más nos identifica con Jesús porque es el amor más desinteresado y gratuito.

En el amor a los pequeños se experimenta una gracia extraordinaria, una de esas gracias que cambian la vida: que en la cercanía a los que apenas hablan, se escuchan palabras de Dios que entran para siempre en el corazón y cambian nuestro modo de entender el evangelio y de situarnos en la vida.

Dario Mollá SJ

Comentarios

  • Muchas gracias.

  • Muchas gracias Darío por tu comentario. Me interpela profundamente.

  • Muchas gracias por este hermoso.comentario.Me ha hecho.mucho.bien.ñ

    • pedro garciarias septiembre 17, 2021
    • Responder

    gracias de nuevo, las últimas líneas van derechas al…mil gracias y sigue profetizando.

    • Angelica Sandoval septiembre 17, 2021
    • Responder

    Gracias P Dario, me ayuda en degustar el evangelio y llevarlo a la practica en obras…

  • Gracias.

  • El Evangelio de hoy me hace pensar en los muchos ancianos que tengo alrededor. Que vulnerables están! Cuanto cariño necesitan!.
    Muchas gracias!

Responder a Nacho Muñoz Cancelar la respuesta

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 629 672 650

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Diciembre 2021 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
29
30
1
2
3
4
1
  • 19:00EUCARISTÍA
5
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
6
7
8
9
10
11
1
  • 19:00EUCARISTÍA
12
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
13
14
1
  • 19:00CONTEMPLATIO. Espacio de oración contemplativa
15
1
  • 19:30CURSO: EL MODO DE PROCEDER IGNACIANO
16
17
18
2
  • 10:00RETIRO MENSUAL
  • 19:00EUCARISTÍA
19
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
20
21
22
23
24
25
1
  • 19:00EUCARISTÍA
26
2
  • 12:00EUCARISTÍA
  • 20:00EUCARISTÍA JÓVENES
27
28
29
30
31
1
2