Image

Domingo 3º tiempo ordinario – Ciclo C (Lucas 1, 1-4; 4, 14-21)

La mirada de Dios sobre el mundo es siempre una mirada de gracia y compasión. Es esa mirada la que anuncian los profetas de Israel a lo largo de los siglos y la que suscita la esperanza del pueblo. Esperan que algún día el Mesías prometido por Dios y anunciado por los profetas se haga presente para llevar a cabo las promesas de Dios.

“Hoy”, dice Jesús en la sinagoga de Nazaret. “Hoy se ha cumplido esta escritura”. Podemos pensar en las reacciones de la gente que estaba aquel sábado en la sinagoga al escuchar las palabras de Jesús. Algo de eso nos refleja el evangelista. Por una parte, la alegría de escuchar ese anuncio de salvación y de estar viviendo un momento histórico; por otra parte, perplejidad y desconcierto: quien anuncia el cumplimiento de esa promesa, quien se proclama el enviado de Dios es un paisano suyo, el hijo del carpintero, al que hasta este momento no había distinguido nada en especial al menos a la vista de todos.

Pero sí que hay algo en especial en ese Jesús que habla en la sinagoga de Nazaret: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido” (18). El mismo Espíritu que actuó en María (Lc 1, 35), el que bajó sobre Jesús en el momento del bautismo (Lc 3, 22), el que condujo a Jesús a la prueba del desierto (Lc 4,1).  Es el Espíritu de Dios el que hace posible que Jesús cumpla las promesas tanto tiempo anunciadas.

¿Y “hoy”? ¿En nuestro “hoy” tan lleno de incertidumbres y desconcierto? ¿En nuestro “hoy” tan escéptico ante promesas en su mayoría incumplidas y ante teorías contradictorias? ¿En nuestro “hoy” donde las víctimas de la injusticia se siguen contando por millones? ¿Nos cabe esperar algo o a alguien? ¿En quién podemos esperar? ¿De quién nos podemos fiar? Dios sigue mirando a nuestro mundo con amor y con misericordia y el Espíritu sigue activo. Nuestra comunión con Jesús es la que va a hacer posible que nosotros, sus amigos y seguidores, participando de su mismo Espíritu podamos continuar en nuestro “hoy” su tarea de liberación.

“Hoy” no es un tiempo ni para la desesperanza ni para el conformismo. “Hoy” no es un tiempo para la queja y el lamento inútiles y estériles. “Hoy” es un tiempo para tomarnos en serio nuestra fe y nuestro seguimiento de Jesús, para invocar su Espíritu y pedirle que también a nosotros nos unja y nos dé su gracia. Con nuestra sola fuerza no somos nadie, pero con la gracia del Espíritu somos capaces de aliviar sufrimiento, de transmitir esperanza, de generar espacios de libertad. Con la fuerza del Espíritu somos capaces de aportar “hoy” mucho más de lo que podamos pensar. Y nuestro mundo nos necesita. 

Darío Mollá SJ

Comentarios

  • Que nunca perdamos la confianza y la Fé.
    Con su ayuda, siempre podemos ser útiles para que expandir el Reino de Dios.

  • Gracias, como siempre, Darío y recordarnos que invoquemos al Espíritu . Para wue podamos alentar y revcordar que el Señor está siempre con notros. No han sido años fáciles y la gente está desalentada: por no tener trabajo, por la pobreza creciente….

  • La tristeza y el miedo son una constante en la Escrituras, per no caben en el amor, y Dios es amor. Él nos asegura que está siempre con nostros. Él es nuestra fortaleza, la roca donde podemos apoyarnos sin tener miedo a nada ni a nadie.
    Nosotros somos llamados e invitados a participar de su cuerpo, nos hace miembros suyos para que participemos de Él en la misión que nos confía en el proyecto de Dios. Se hace necesitDo de nostros para amar, para que su amor se haga carne en nosotros enviandonos a dar a conocerle, que somos hijos de un Dios, que nos ama con locura.
    En la entrega amorosa estaá la dicha y el encuentro con aquél que nos ama primer; es el sentido que encontramos en la vida, entrañando la Palabra, haciéndola carne en nosotros.
    Muchas gracias Padre Dario

  • El “hoy” de Jesús es contundente, mueve motiva y confronta.
    El “hoy” de cada uno es distinto, en la realidad en la que nos movemos, con quienes compartimos día a día, con los rostros que nos cruzamos…
    Que seamos valientes como Jesús, impulsados por el Espíritu.

    • Leticia Quiala Teleafor enero 21, 2022
    • Responder

    Gracias por ese exelente expilicacion del evangelio y ademas de hacernos ver que el espiritu vive por siempre en nosotros

  • Gracias.

  • Gracias

Responder a María Mercedes Cancelar la respuesta

LISTA DE DIFUSIÓN DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 629 672 650

Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.

Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Diciembre 2022 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
28
29
30
1
2
2
  • 19:00TALLER: ¿CÓMO SER EMPATICO?
  • 20:30Adentro
3
4
3
  • 12:00EUCARISTIA 12H
  • 12:00EUCARISTIA 20H
  • 18:30Grupo MAGIS
5
6
7
8
1
  • Ejercicios Espirituales
9
10
1
  • 10:00EL RELOJ DE LA VIDA
11
2
  • 12:00EUCARISTIA 12H
  • 12:00EUCARISTIA 20H
12
1
  • 19:00RED MUJERES
13
1
  • 19:00CONTEMPLATIO. ESPACIO DE ORACIÓN CONTEMPLATIVA
14
15
1
  • +Fratelli
16
1
  • 19:00TALLER: ¿CÓMO SER EMPATICO?
17
1
  • 10:00RETIRO MENSUAL EN SÁBADO
18
3
  • 00:00DIA_LOG·ANTES
  • 12:00EUCARISTIA 12H
  • 12:00EUCARISTIA 20H
19
20
21
22
1
  • 20:30Adora y Confía
23
24
25
2
  • 12:00EUCARISTIA 12H
  • 12:00EUCARISTIA 20H
26
27
28
29
30
31
1