Image

Cuarto domingo de Adviento (Mt 1, 18-24)

No es fácil percibir lo de Dios en un niño envuelto en pañales y más cuando sobre Dios hemos proyectado todas nuestras ensoñaciones de dominio y de grandeza. Cuando espontáneamente oímos la palabra Dios nos viene la imagen de algo potente que está arriba controlando: el ojo que ve todo lo pasado, presente y futuro, hasta nuestros más ocultos pensamientos… ¡qué asfixia! Un dios que es poco menos que es un sátrapa oriental que reparte suerte a su antojo de modos arbitrarios, terribles y crueles, “para ti una enfermedad, para ti aprobar las oposiciones…” ¡cuánto dolor! Un Dios que premia a los buenos como nosotros y castiga a los malos que no se portan como nosotros… Cada vez entiendo más que sería mejor callar y no hablar de Dios por honestidad y para no generar más sufrimiento… pero no podemos ni debemos callar.

María, la mujer invadida por el Santo Espíritu, invadida por la Misericordia, va a dar a luz a un niño, lo envolverá en pañales y lo pondrá en un pesebre. Esa es la señal que se nos va a dar para reconocer al Dios-con-nosotros, al Emmanuel. Pero este niño Dios encarnado no se va a hacer mayor para exhibirse, impresionar, apabullar, deslumbrar, imponerse, amenazar, condenar… realmente hemos embarrado el Santo Nombre de Dios. Este niño configurado desde las entrañas de María como compasión va a ser el que muestre que sólo ha venido a redimir lo perdido, a aliviar y curar la condición humana herida, a dignificar a los abatidos y sobre todo a mostrar que el hambriento, el sediento, el encarcelado, el perseguido por la justicia es el rostro del Emmanuel. La Navidad es el momento de plantearnos ante el niño de Belén qué decimos cuando decimos Dios.

No podemos caer en la trampa de creer que plantearnos lo de Dios es sólo un asunto de hoy. Todas las generaciones cristianas se han tenido que plantear si creemos en un Dios que impresione y legitime lo más sucio de nosotros y de la condición humana o creemos en un Dios que es capaz de sacar lo mejor de nosotros mismos, y hacernos mejores personas, más tiernas, más compasivas, más pacificadoras… Hace años preparando una clase de Cristología me encontré con esta reflexión de S. Atanasio (s.IV) que me impresionó y me ha hecho rumiar durante años:

“Si se preguntan por qué no se ha manifestado [la divinidad] a través de otras partes de la creación, que son mejores, es decir, por qué no se ha servido de un instrumento mejor, como el sol o la luna o las estrellas o el fuego o el éter, sino sólo de un hombre, que sepan que el Señor no ha venido a mostrarse, sino a curar y a enseñar a los que sufrían, para mostrarse bastaba aparecer e impresionar a los que le veían, pero para curar y enseñar no bastaba simplemente con venir, era necesario hacerse útil a los que estaban en necesidad y mostrarse de una manera que pudieran soportar los indigentes¨ Vamos, estas navidades, a hacernos “útiles” a los que pasan necesidad y dejar que aflore lo mejor de nosotras y de nosotros mismos ¡Que el niños de Belén nos haga mejores personas!

Toni Catalá SJ

Comentarios

  • Es muy dificil poder vivir con un hijo encarcelado sabiendo( tenemos pruebas)que el es inocente, las navidades para mi son sin alegria, solo la grandeza del senor alivia mis dias, mi esposa con demencia producto del alejamiento de nuestro hijo, pero el senor nos la la fuerza para seguir adelante.

  • Gracias por aportar tanta cosa buena y abrirnos los ojos y corazones. Se ve y siente mucho mejor, así.

  • Leyendo el resumen del evangelio y el primer comentario me pregunto porque estos testimonios no son más visibles.Lo que más me llama la atención es que cada domingo se nos habla de un Dios de misericordia, que acoge, que no hace distinción entre las personas.
    Quizá sí cada uno de nosotros lo tuviéramos en cuenta todo esto sería más visible al resto de la gente

  • Celebramos la noche cuando la Luz verdadera se hizo parte de la humanidad para hacernos partícipes de su divinidad. Y el Verbo se hizo pequeño para darnos el regalo de la Vida a nosotros, los pequeños.

Deje sus cometarios

LISTA DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp.

Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 618 46 26 09. Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA.  Siempre que lo desee puede darse de baja enviando un mensaje de whatsapp con la palabra BAJA.

La finalidad de esta Lista es, exclusivamente, para informar de actividades organizadas por el Centro Arrupe.

CALENDARIO

« Mes anterior Febrero 2020 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
27
28
29
30
31
1
3
  • Todo el díaEjercicios Espirituales fin de semana
  • 11:00Día de la red ignaciana
  • 19:00Eucaristía 19h
2
3
  • 00:00Eucaristía 12h
  • Todo el díaEjercicios Espirituales fin de semana
  • 20:30Eucaristía 20:30h
3
4
1
  • 22:00Grupos universitarios
5
1
  • 19:30Conferencia “Pedro Arrupe y los refugiados”
6
2
  • 19:00Curso (1) Evangelio Marcos
  • 19:00Oración comunitaria
7
8
2
  • 10:00Una mañana de retiro en el Centro Arrupe
  • 19:00Eucaristía 19h
9
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
10
11
2
  • 19:30Espiritualidad de la acción social
  • 22:00Grupos universitarios
12
1
  • 19:30Espiritualidad de la acción social
13
1
  • 19:00Oración comunitaria
14
15
3
  • 10:00Seminario Espiritualidad Ignaciana
  • 10:30Jornada Pastoral Familiar
  • 19:00Eucaristía 19h
16
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
17
1
  • 19:00Escuela de Escucha. ¿Cómo me relaciono conmigo mismo? Taller de habilidades sociales
18
3
  • 19:30Mesa de diálogo: Mujeres y religiones
  • 19:30Espiritualidad de la acción social
  • 22:00Grupos universitarios
19
1
  • 19:30Espiritualidad de la acción social
20
2
  • 19:00Curso (1) Evangelio Marcos
  • 19:00Oración comunitaria
21
1
  • 19:00Escuela de Escucha. ¿Cómo me relaciono conmigo mismo? Taller de habilidades sociales
22
1
  • 19:00Eucaristía 19h
23
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
24
1
  • 19:00Escuela de Escucha. ¿Cómo me relaciono conmigo mismo? Taller de habilidades sociales
25
1
  • 22:00Grupos universitarios
26
1
  • 19:30Eucaristía Miércoles de ceniza
27
1
  • 19:00Oración comunitaria
28
29
1
  • 19:00Eucaristía 19h
1