Image

Efectivamente Jesús no puede salvarse a sí mismo, ni lo pretende. Al final del año litúrgico, hoy es la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, seguimos acompañando a Jesús en su vida de servicio y sólo servicio hasta el final. Jesús no se ha retirado ante la amenaza, se ha implicado compasivamente y eso para él no tiene vuelta atrás (“hasta el tercer día estaré curando enfermos y expulsando demonios”, hasta el final estará aliviando el sufrimiento de su pueblo).

La cruz es el lugar de la verdad, es el lugar que pone en crisis, que juzga toda imagen idolátrica e interesada de Dios, que pone en crisis todo poder y realeza de este mundo. Ante la cruz aparece el sarcasmo, la ironía cruel y mordaz de los magistrados de Israel, de los soldados asalariados de los “reyes” de este mundo y de los “malhechores” que se han instalado en la enajenación que provoca el resentimiento y del odio. Es el momento más doloroso, triste y desolador del relato evangélico. Se nos muestra hasta dónde puede llegar lo peor de la condición humana, de nosotros mismos. Lo peor es la cerrazón del corazón ante la víctima inocente, la incapacidad para ver la bondad, la compasión y la fidelidad del Crucificado.

Jesús se ha vivido desde una experiencia de Dios que le ha llevado a acompañar el dolor y la soledad de las viudas de Israel, que le ha llevado a enderezar, a poner en pie a tantas criaturas encorvadas y asfixiadas, que ha generado espacios de respiro y dignificación para tantas “hemorroisas” y “leprosos” estigmatizados, que ha generado dinámicas de perdón y reconciliación para tanta gente desnortada, pecadora y perdida, perdonando  a tantos Zaqueos, Levis… Jesús no ha pedido nunca nada para sí, ha sido limpio en su actuación, no ha traficado con dolor de la gente, no ha hecho ningún portento para que la gente crea en él, no le interesaba nada lo suyo, sólo la Gloria de Dios y el alivio de sufrimiento. No se lo perdonan aquellos que hacen, que hacemos, de Dios un negocio o un artilugio aparatoso para enmascarar nuestro interés de prestigio, de pavoneo, de tantas y tantas cosas nada limpias…

La cruz pone el mundo al revés. La realeza y el poder están en el Jesús des-vivido por amor. Los magistrados aparecen como cegados e ignorantes, los soldados como pobres hombres imitadores de sus jefes, sólo el “malhechor” que asume su límite y precariedad encuentra salvación. Se entiende que la Cruz moleste y que, como ya hace años nos avisaron los dos grandes teólogos Moltmann (luterano) y Metz (católico), esté desapareciendo del cristianismo y de la espiritualidad de Europa. Mejor mirar a otro lado y que los reyes del universo sigan siendo los ídolos de la Riqueza Insaciable, el Ego Hinchado, la Voracidad Depredadora sobre la casa común… Prefiero a un Rey del Universo como es el crucificado, en el que no hay doblez sino bondad y sólo bondad.

Toni Catalá SJ

Comentarios

  • Muy bueno y gran ejemplo para nuestro mundo, el Reynaldo de Jesús no es de este mundo

  • Siempre me impresionó hondamente el pasaje de la hemorroisa. De algún modo, todos somos hoy la hemorroisa, que nos acercamos al Maestro e intentamos rozar su figura con nuestra imaginación, con la esperanza de alcanzar su gracia y su perdón.

  • Qué gran verdad que” La cruz pone el mundo al revés”

    • ricardo rivera noviembre 23, 2019
    • Responder

    jesus nos pone los dos pies en la encrucijada, o hacemos algo o no lo hacemos, el nos manda a que esa cruz al reves, se ponga al derecho.

  • Gracias por el comentario, no olvidar que La realeza y el poder están en el Jesús des-vivido por amor.

  • Gran mensaje,para todas-os los que seguimos al maestro.que él nos ayude a hacerlo realidad cada dia

  • DIOS CREÓ EL MUNDO PERFECTO. ELEGIMOS MAL, EL DESTINO DE LA CREACIÓN ES TENER AL UNIVERSO LLENO De DIOS. LLENO DE AMOR.

    • José María Ruiz Relaño noviembre 23, 2019
    • Responder

    ¿Qué habría sido del mundo si Él se hubiera salvado a Sí mismo?

  • Amor hasta el extremo, misericordia, anonadamiento… Claves del Reino. Quien las asume como camino supera el escándalo, el estupor de la Cruz, y se aleja de las lógicas de poder que sostienen a los “reinos” de este mundo. El Crucificado se revela como el Señor a quienes se reconocen pequeños, frágiles, pecadores.

Deje sus cometarios

LISTA DE WHATSAPP

Reciba información en su móvil, suscribiéndose a nuestra lista de whatsapp. Grabe en sus contactos de móvil nuestro número 618 46 26 09. Mándenos un mensaje de whatsapp con su nombre completo y la palabra ALTA

SUSCRIBIRSE BOLETÍN

CALENDARIO

« Mes anterior Diciembre 2019 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
25
26
27
28
29
30
1
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
2
3
1
  • 22:00Grupos universitarios
4
5
1
  • 19:00Oración comunitaria
6
7
1
  • 19:00Eucaristía 19h
8
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
9
1
  • 19:30Recursos ignacianos para vivir con hondura
10
2
  • 19:30Recursos ignacianos para vivir con hondura
  • 22:00Grupos universitarios
11
1
  • 19:00Curso (2) Evangelio Marcos
12
2
  • 19:00CURSO Ein Deutsches Requiem de Johannes Brahms
  • 19:00Oración comunitaria
13
1
  • 19:30Iconografía bizantina: dibujar y pintar un icono
14
1
  • 19:00Eucaristía 19h
15
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
16
1
  • 19:30Recursos ignacianos para vivir con hondura
17
2
  • 19:30Recursos ignacianos para vivir con hondura
  • 22:00Grupos universitarios
18
19
1
  • 19:00Oración comunitaria
20
21
2
  • 10:00Seminario Espiritualidad Ignaciana
  • 19:00Eucaristía 19h
22
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
23
24
1
  • 22:00Grupos universitarios
25
26
1
  • 19:00Oración comunitaria
27
28
1
  • 19:00Eucaristía 19h
29
2
  • 00:00Eucaristía 12h
  • 20:30Eucaristía 20:30h
30
31
1
  • 22:00Grupos universitarios
1
2
3
4
5