Somos libres

Ignacio de Loyola al hablar de los Ejercicios Espirituales dice que son “todo modo de examinar…” ¿Y si al leer este texto que te ofrecemos a continuación dedicas un momento a examinar lo que condiciona o potencia tu libertad? Quizás, al hacerlo, puedas captar algo de tí mismo que por ahora se te escapa:

“Somos libres espiritualmente cuando nuestro estado espiritual y emocional es saludable. Somos libres espiritualmente cuando estamos bien equilibrados en lo emocional y deseamos ser personas felices, esperanzadas y amantes.

No somos libres espiritualmente cuando nuestras emociones negativas y nuestras tentaciones pueden con nosotros; cuando estamos demasiado enfadados, tristes, tentados o asustados como para pensar rectamente.

No somos libres cuando estamos apáticos y no estamos inspirados para ser más felices, esperanzados y amantes. No somos libres cuando no sentimos la presencia de Dios en ese momento y nos da igual o estamos demasiado ansiosos como para manejar bien la situación.”

(Recrear el examen ignaciano, Mark E. Thiebodeaux SJ)

2 Comentarios

  1. María Jesús Aramayona octubre 29, 2017 Responder

    Texto breve y muy provechoso. A mi me ha servido como una radiografía, no para juzgarme sino para visitarme.
    Gracias.
    Textos breves … qué bien…

  2. Adriana Laura Cruz y Corro octubre 29, 2017 Responder

    ¡Que difcil ser libre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*