Separados y divorciados

Un grupo de acogida, escucha y acompañamiento, una red de apoyo para quienes buscan en la Iglesia propuestas concretas tras la separación o el divorcio. Un espacio para compartir con otras personas que se encuentran en la misma situación, para colaborar entre todos a sanar heridas, y para redescubrirnos a través de la fe y de las vivencias de los demás.

¿Quiénes estamos?

Los que tenemos en común la propia debilidad de la persona que se encuentra en soledad y busca apoyo. Los que vivimos entre la incertidumbre y la angustia el cambio de casados a separados. Los que necesitamos el cariño que es capaz de dar el grupo y nos sentimos arropados hasta poder caminar en esta nueva etapa.

Estamos también los que vamos encontrando en la fe (no sin dificultades) la luz necesaria que contrasta con las tinieblas en las que nos hallamos. Y los que nos damos, abriéndonos sinceramente, sin remilgos y buscando el apoyo que el grupo nos proporciona, sintiéndonos cada día mejor y con más fuerzas para seguir caminando reconfortados y seguros de nosotros mismos, y en definitiva más libres.

¿Qué buscamos?

» Un espacio adecuado y un ambiente de acogida y de encuentro.

» Actitud de respeto, escucha y apertura de corazón.

» Implicarnos, involucrarnos y responsabilizarnos en el caminar del grupo.

» Ayudar y acoger las palabras y la compañía de todos, con cariño, generosidad con ánimo de dar otras alternativas.

¿Cuáles son nuestros objetivos?

» Aprender a vivir nuestra situación junto con personas que están viviendo lo mismo y por otras que pasaron estas mismas experiencias.

» Colaborar entre todos a sanar situaciones y culpas, a redescubrirnos y valorarnos como personas nuevas.

» Aprender a ser felices y retomar el pulso de la vida con alegría y esperanza.

» Encontrar un cauce para vivir nuestra situación desde la fe.

Reuniones

» Nos reunimos quincenalmente en el Centro Arrupe

Participamos de las actividades que propone el Centro Arrupe y organizamos eventos creando una cohesión e integración en las que nuestros hijos también tienen cabida.

» El grupo está coordinado por un equipo de personas separadas o divorciadas y acompañados por sacerdotes jesuitas

Las reuniones tienen unos momentos que cuidamos especialmente:

» La oración desde la escucha de la Palabra

» La participación compartida de situaciones vividas

» La formación y el trabajo en grupos de diálogo a partir de los temas que se proponen

Las reuniones suelen terminar con una cena de grupo “anti-crisis” económica y personal

Temas de profundización

Los hijos. El tiempo libre. La soledad. La angustia. Autoestima. La tristeza. La codependencia. La comunicación. La culpabilidad. La intolerancia. Resentimiento y Perdón. La alegría. El amor. La fe

Contacto

Ignacio – 655 49 90 46

Vicente – 679 80 72 57