Qué es la Comunidad de Vida Cristiana (CVX)

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) está formada por personas que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con Él en la construcción del Reino, reconociendo en la CVX su particular vocación personal en la Iglesia. Sus miembros integran pequeños grupos que forman una comunidad local que, a su vez, se inserta en otros niveles (regional, estatal…) formando una comunidad mundial que está presente en los cinco continentes y en más de 60 países.

La CVX es una asociación internacional pública de fieles, lo que testimonia su estrecha vinculación con la misión evangelizadora de la Iglesia Católica. Después de más de cuarenta años de historia, la comunidad va asumiendo la llamada del Espíritu a trabajar apostólicamente como cuerpo, cuya razón de ser es la misión de Cristo y su fuente específica, los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola.

La Comunidad acoge y acompaña a aquellas personas que quieren discernir cuál es su vocación en la Iglesia, bien sea CVX o cualquier otro camino que le ayude en el seguimiento de Cristo.

Descubrir la vocación a la CVX y responder a ella implica una voluntad decidida de vivir de acuerdo con un estilo de vida marcado por el seguimiento de Jesús según el espíritu de los Ejercicios de San Ignacio, que conlleva un compromiso con la misión de la Iglesia. Aunque su campo de misión no tiene límites, CVX se siente particularmente impulsada a trabajar por la justicia, con una opción preferencial por los pobres, y a vivir un estilo de vida sencillo y austero que exprese la libertad y solidaridad con ellos.

La Comunidad Mundial se rige por la Asamblea General como expresión de la unión de todo el cuerpo apostólico, y por el Consejo Ejecutivo elegido por la misma.

La CVX, desde sus inicios, está unida muy especialmente a la Compañía de Jesús, con quien comparte la espiritualidad ignaciana. Una constante en esta relación es la búsqueda de caminos para promover la colaboración apostólica entre la Compañía de Jesús y la Comunidad de Vida Cristiana.

La CVX es consciente de que su origen está sólo en Dios, que fue quien tomó la iniciativa, y la Comunidad, como respuesta agradecida a tanto bien recibido, quiere ofrecer su carisma laical, ignaciano y apostólico al servicio de la Iglesia y del mundo, acogiendo a María, la madre de Jesús, como modelo de su colaboración en la misión de Cristo.

Ángel Torrico. Presidente de CVX en Málaga

Artículo publicado en la web de la Diócesis de Málaga www.diocesismalaga.es

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*