Mover el mundo con la fuerza que me mueve

El pasado fin de semana se fueron de convivencias algunos de los universitarios que participan en los grupos que tenemos en el Centro Arrupe. Un proyecto compartido, desde la espiritualidad ignaciana, por los Jesuitas, Jesús-María, Esclavas del Sagrado Corazón y las Comunidades de Vida Cristiana (CVX).

Una convivencia que marcaba el inicio de curso de las actividades con los universitarios y, sin esperarlo, dio con el horizonte que les queremos propones. Lo expresó una joven cuando en un momento de la convivencia compartió el deseo de “mover el mundo con la fuerza que me mueve”.

Ayer mismo se reunía el equipo de acompañantes de los grupos universitarios para dar forma a la propuesta con la que queremos seguir generando un espacio de encuentro y crecimiento, de formación y de compromiso social, de celebración y de acompañamiento de la fe.

dsc_0001

Desde que comenzamos hace tres años, se han formado seis grupos acompañados por religiosos y laicos que comparten la espiritualidad ignaciana. Y a lo largo de este mes de septiembre se están acercando al Centro Arrupe nuevos jóvenes que buscan un espacio donde compartir la fe. Esta es una de nuestras apuestas, ofrecerles ese espacio, acompañarles, vivir con ellos la Buena Noticia de Jesús. Si deseas conocer la propuesta que estamos impulsando, accede a este enlace

1 Comentario

  1. Tulia Pérez septiembre 22, 2016 Responder

    Para cuando algo moderno y espiritual para viudos y viudas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*