Image

Isabel Solá, religiosa de Jesús-María, ha sido asesinada en Puerto Princípe (Haití). La noticia ha saltado a los medios, sacándola por un momento del anonimato de una vida apasionadamente entregada en gestos cercanos e implicaciones compasivas con quienes sufren. Os dejamos con la experiencia que ella misma compartía tras el terremoto que asoló Haití en 2011:

“Cuando volé hacia Haití hace tres años, recuerdo el desgarro que sentí por lo que deje en África,  el vértigo del salto que me tocaba dar hacia lo desconocido  y a la vez  recuerdo también la libertad que me daba la decisión de dejarlo todo una vez más  por ayudar a construir ese Reino que siempre creí que Dios tiene pensado para nosotros.

Lo que no me podía ni imaginar cuando volaba hacia Haití era todo lo que me esperaba  en este pequeño y sufrido país. Y esas son las sorpresas y lecciones que Dios nos tiene preparadas.

Para empezar no me podía imaginar lo que era realmente la miseria de Puerto Príncipe,  pero tampoco lo impotente que me iba a sentir en medio de ella. De tal modo, que al final, para poder vivir allí, tuve que comprender y aceptar que no estaba allí para salvar a nadie o para cambiar nada. Y ni por asomo me podía imaginar que un terremoto me iba hacer bajar la cabeza literal y espiritualmente hasta hacerme comprender profundamente que el único que salva es Jesús. No me podía imaginar que me iba a tocar sobrevivir una de las mayores catástrofes de la historia y que esto cambiaría radicalmente mi concepción de la vida, del sufrimiento, de la muerte y de la fe.

Después de vivir algo así,  he experimentando cada día como un regalo de Dios y que no merecemos nada, todo es don, tanto lo que consideramos bueno como lo malo: que el sufrimiento no es algo malo que nos ocurre sino una lección que no hay que saltarse porque nos hace más humanos y menos ambiciosos.  Tras el terremoto, la tentación del desaliento y  de la queja a Dios era  enorme. Estuve muy triste, desanimada, chocada y rebelde. Me reprochaba a mi misma haber salido con vida y como muchos, me preguntaba por qué Dios permitía algo así en un pueblo tan castigado a lo largo de  la historia. Pero el pueblo haitiano nunca tuvo esa reacción: Rezar, aceptar, cantar y pedir fortaleza. Esa ha sido su reacción. En lugar de quejarse y rebelarse, han pedido coraje y fuerza para llevar el sufrimiento. Tanto sufrimiento ha hecho de ellos un pueblo tremendamente humano, humilde y valiente. Entre los escombros volvían a plantar sus sombrillas para seguir vendiendo y ganarse la vida. La vida continúa y Dios está con nosotros. Esa era su única certeza. Mientras yo me lamentaba, ellos seguían caminando.  Los escuche cantar con lagrimas “Gracias, Señor” y eso desmontó todos mis esquemas, aun sin acabarlo de entender. No sé por qué, pero aunque mi cabeza no lo entiende, mi corazón, si.

Mi vida religiosa la siento, ahora más que nunca, como un regalo que no merezco, así como la vida que Dios me ha querido guardar, entiendo que mi misión en esta vida no es hacer y hacer, sino de ser y ser porque por muchos proyectos, trabajos, planes  que esté llevando adelante, al final lo más importante es lo que somos y no lo que hacemos. No creo que Dios me haya mantenido con vida solo para hacer algo, porque yo no puedo salvar nada ni a nadie pero puedo ser una hermana para mis hermanos. Y es lo único que ahora me importa.

Tengo la curiosa experiencia de que me falta todo y me sobra todo. Si entendéis eso, quizás es porque también, alguna vez, os paso un terremoto por encima que os aplastó, os derrumbó, os machacó, os hirió, os amputó, pero no acabó con lo más importante, que es las ganas de vivir, de creer y quizás de servir.  No deseo el sufrimiento a nadie, por supuesto, pero como este es inevitable, lo que  quisiera es que aprendiéramos las lecciones que este nos da de humanidad, humildad y simplicidad que es lo que verdaderamente  necesitamos para ser felices.

Pensareis que como puedo seguir viviendo en Haití, entre tanta pobreza y miseria,  entre terremotos, huracanes, inundaciones y cólera…  Lo único que podría decir es que Haití es ahora el único lugar donde puedo estar  y curar mi corazón. Haití es mi casa, mi familia,  mi trabajo, mi sufrimiento y mi alegría, y mi lugar de encuentro con Dios.

Y si no. venid y lo veréis.

Aprovecho también para agradecer de corazón lo que desde España habéis hecho y recogido para ayudar a Haití, soy testigo de vuestra inmensa solidaridad y apoyo en los momentos más duros que hemos vivido. De corazón, y en nombre de todos los haitianos, gracias.

Isa Sola, Religiosa de Jesús – María

Puerto Príncipe. HAITI

Comentarios

  • Cuales serian los moviles de este horrible asesinato y quienes los victimarios ?
    Es algo infame.

  • que dios la bendiga!!

  • Apasionante la vida de esta relig
    iosa.
    Ha muerto luchando por lo que
    creia

    • JOSEP M. ALENTÀ septiembre 3, 2016
    • Responder

    A la Isabel la vaig atendre a la llibreria Claret a mitjans de juliol, com cada dos anys. Sempre em demanava que li aconsellés un parell de llibres com “aliment espiritual”. Enguany, a més dels dos se n’emportava 7 o 8 més: tenia mñes ‘gana’. Al veure-la una mica angoixada pel preu elevat dels llibres, li vaig oferir 50 euros. Em va obsequiar amb dos petons agraïts i una abraçada. Després se’n va anar… fins que dissabte passat la vaig tornar a veure en les notícies… de la seva trágica mort i del seu testimoni.

    Josep M. Alentà, llibreria Claret, Barcelona

  • Isa ya está en la presencia continua del padre, pero a mí me ha dejado una duda: ¿No será qué el ser humano tiene que ser educado y enseñado para comprender que en todos los lugares del planeta no se puede vivir? Y estos presidentes de estos lugares, conocen los riesgos en los que se encuentran y no son capaces de prohibir esos poblados de miseria los cuales están sentenciados a vivir estás situaciones catastróficas. Los cristianos estamos llamados a ser luz ante estos mandatarios de pacotilla y decirles que ya está bien que jueguen con el dolor de la gente. Que se pongan a educar personas antes de que lleguen estás catástrofes. El cristiano no puede quedarse a esperar que ocurran estos hechos y después mandar ayuda a los necesitados, tenemos queser valientes he implicarnos más en los gobiernos y hacerles ver su manipulación conti una. Estamos viviendo unos tiempos que ya no es tolerable tanto dolor de unos ante la pasividad de los otros. Son tiempos en que los cristianos tenemos que implicarnos con seriedad en la lucha por la prevención antes de que llegue la catástrofe

Deje sus cometarios

CENTRO ARRUPE

Gran Vía Fernando el Católico, 78
46008 Valencia
centroarrupe@centroarrupe.com
963 92 50 01

CALENDARIO

« Mes anterior Noviembre 2018 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
29
30
31
1
1
  • 19:30Oración comunitaria
2
2
  • 18:30Separados y divorciados
  • 20:00Misa de difuntos
3
1
  • 19:00Eucaristía sábados
4
1
  • 12:00Eucaristía
5
6
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
7
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Modos de oración ignaciana
8
1
  • 19:30Oración comunitaria
9
3
  • 18:00Escuela de Escucha 1
  • 18:00Escuela de Escucha 2
  • 18:30Separados y divorciados
10
3
  • 09:00Acercándonos al Sur
  • 16:30Punt Jove
  • 19:00Eucaristía sábados
11
1
  • 12:00Eucaristía
12
13
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
14
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Discernimiento con el Papa Francisco
15
1
  • 19:30Oración comunitaria
16
5
  • 18:00Escuela de Escucha 1
  • 18:00Escuela de Escucha 2
  • 18:30Separados y divorciados
  • 19:00Seminario Espiritualidad Bíblica
  • 19:00Seminario Pastoral Familiar
17
3
  • 09:00Acercándonos al Sur
  • 10:00Curso: Iniciación a la espiritualidad ignaciana
  • 19:00Eucaristía sábados
18
1
  • 12:00Eucaristía
19
20
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
21
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Modos de oración ignaciana
22
1
  • 19:30Oración comunitaria
23
3
  • 18:00Escuela de Escucha 1
  • 18:00Escuela de Escucha 2
  • 18:30Separados y divorciados
24
4
  • 09:00Acercándonos al Sur
  • 11:00Jornada Pastoral Familiar
  • 16:30Punt Jove
  • 19:00Eucaristía sábados
25
1
  • 12:00Eucaristía
26
27
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
28
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Discernimiento con el Papa Francisco
29
1
  • 19:30Oración comunitaria
30
3
  • 18:00Escuela de Escucha 1
  • 18:00Escuela de Escucha 2
  • 18:30Separados y divorciados
1
2