Image

Cuando Jesús esté en casa de Simón el fariseo y entre la pecadora de la ciudad los dos mirarán a la misma mujer pero ni percibirán lo mismo ni se situarán de igual modo (Lc 7:36-50). Contemplar a aquella mujer tocando a Jesús debió provocar una inmensa repugnancia en Simón. Aquello era superior a sus fuerzas. Lo único que alcanza a ver en ella es una suciedad que le asqueaba y de la que se defenderá con uñas y dientes a base de normas implacables de pureza que le hacían sentir seguro y a salvo.

Simón siente que no tiene nada que ver con esa mujer, con esa suciedad. El no está manchado, está limpio y esta certeza le impide percibir el dolor y el sufrimiento de una mujer que tiene que cargar con el rechazo y el desprecio de quienes, como él, se creen puros. Nuevamente la dureza del corazón que ciega e incapacita para la compasión y la misericordia. Y Simón seguirá cargando losas de juicio y rechazo mientras Jesús seguirá quitándolas.

La mirada de Simón es la misma de aquel otro fariseo que subió al Templo a orar y que se situó espantosamente mal: ”Oh, Dios, te doy gracias porque no soy como el resto de los hombres, ladrones, injustos y adúlteros” (Lc 18:11) Y por si a Dios no le había quedado suficientemente claro no tendrá el menor reparo en señalar a ese publicano que también estaba orando en el Templo: ”no soy como ese publicano”. Es el mismo desprecio del hijo mayor de la parábola que al referirse a su hermano lo nombra como “ese hijo tuyo”. Nuevamente la mirada que lleva al desprecio de aquellos que se sienten justificados ante un Dios que creen les dará la razón. No les cabe la más mínima duda.

Pero no es lo mismo «mirada religiosa» que «mirada evangélica» y Pedro lo descubrirá en casa de Cornelio (Hch 10), cuando siga percibiendo desde lo puro y lo impuro y, por ello, levantando barreras de separación y exclusión. Es una diferencia que queda clara en el Evangelio provocando un profundo escándalo y un rechazo visceral.

Deje sus cometarios

CENTRO ARRUPE

Gran Vía Fernando el Católico, 78
46008 Valencia
centroarrupe@centroarrupe.com
963 92 50 01

CALENDARIO

« Mes anterior Octubre 2018 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
1
2
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
3
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
4
1
  • 19:30Oración comunitaria
5
1
  • 18:30Separados y divorciados
6
7
2
  • 10:00Ejercicios Espirituales Vida Diaria
  • 12:00Eucaristía
8
9
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
10
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
11
2
  • 19:00Reunión Equipo Social
  • 19:30Oración comunitaria
12
1
  • 18:30Separados y divorciados
13
14
1
  • 12:00Eucaristía
15
1
  • 19:00Reunión Equipo Red Ignaciana
16
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
17
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Modos de oración ignaciana
18
1
  • 19:30Oración comunitaria
19
2
  • 18:30Separados y divorciados
  • 19:30Taller: modos de oración ignaciana
20
2
  • 09:00Acercándonos al Sur
  • 19:00Eucaristía sábados
21
1
  • 12:00Eucaristía
22
23
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
24
2
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
  • 19:30Taller: Discernimiento con el Papa Francisco
25
1
  • 19:30Oración comunitaria
26
3
  • 18:00Curso: Espiritualidad Bíblica
  • 18:00Curso: Pastoral familiar
  • 18:30Separados y divorciados
27
5
  • 09:00Acercándonos al Sur
  • Todo el díaEjercicios Espirituales fin de semana
  • 10:00Curso: Espiritualidad Bíblica
  • 18:00Curso: Pastoral familiar
  • 19:00Eucaristía sábados
28
2
  • 10:00Ejercicios Espirituales fin de semana
  • 12:00Eucaristía
29
30
2
  • 19:30De acompañante a acompañante. Una espiritualidad para el encuentro
  • 22:00Grupos Jóvenes
31
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
1
2
3
4