Image

Ya en tiempo de Pascua compartimos, cada domingo, una reflexión que nos acompañe hasta la Fiesta de Pentecostés. Será la ocasión, como nos proponen los Ejercicios Espirituales, de “considerar los efectos de la resurrección” (EE 223)

Paz a vosotros (Jn 20,19-31)

Los discípulos de Jesús lo abandonaron y negaron, no se sintieron con fuerzas para permanecer hasta el final. Se derrumbaron: “todos lo abandonaron y huyeron”. Pedro prometió no abandonarlo y al final: “yo a ese no lo conozco”. Jesús vino como él último y se marchó como el último, se traga en Getsemaní y en la Cruz la radical soledad y abandono.

Jesús “retorna” sobre los amigos que lo abandonaron y negaron (ellas, las seguidoras, sí que permanecieron hasta donde las dejaron permanecer) sin reproches ni afeamientos de conducta, sin echarles en cara su debilidad, sin cebarse en su vulnerabilidad e incoherencia. Retorna pronunciando sobre ellos una palabra de paz, de reconstrucción personal -“la Paz con vosotros”-, se “llenaron de alegría”, se sintieron perdonados, fortalecidos, queridos, acogidos, bendecidos.

“Paz con vosotros” (“Shalom aleijem”) es paz, reconciliación, bendición, bienestar, no es una mera ausencia de conflictos, es una paz que el mundo no puede dar. Nuestras paces son siempre equilibrios muy precarios de fuerza: no digas que no digo, no te metas que no me meto, no agredas que no agredo. La Paz del Resucitado es el retorno del negado y abandonado, sin rencores, sin revanchas, al contrario, es un retorno fundante de Comunidad, de eclesialidad.

El perdón es patrimonio de las víctimas, no lo olvidemos, sólo ellas pueden perdonar y reconciliar. Cuando humillo o desprecio a una criatura sólo en manos de ella está ofrecerme el perdón, el volverme a tender la mano, la posibilidad de que no me autodestruya y recupere mi humanidad, de que no me instale en el odio, la violencia o la culpa. Jesús “el que Vive” (segunda lectura de este domingo de Pascua) es la víctima Inocente, sin justicia se lo llevaron, retorna no derrumbando sino reconstruyendo, no hunde sino que levanta, no afea sino que dignifica, no victimiza sino que perdona y pacífica. Los discípulos experimentan la alegría de sentirse profundamente criaturas bendecidas, invitadas a vivir en filiación y fraternidad.

Tomás no se fía, no se alegra de la alegría de los compañeros, sigue instalado en la frustración y en la derrota. Retorna otra vez “el que vive” pronunciando la palabra de Paz sobre ellos y no le dice a Tomás: “mira mi aura de gloria” sino “trae tu dedo y mano palpa mis heridas” El que vive es el Cristo lastimado, llagado, herido… Es entonces cuando Tomas abre su corazón. Cuando metemos nuestra vida en las heridas de los cristos lastimados, no para hurgar sino para acompañar, nuestro corazón se desbloquea, se humaniza, se compadece.

Los discípulos que han experimentado el “Shalom” pasan ahora por las calles sanando y aliviando sufrimiento. El Viviente genera vida en ellos y en su entorno, “por lo menos que cayera su sombra sobre enfermos y enajenados” (primera lectura). Realmente como rezamos hoy en el Salmo responsorial: “El señor es bueno y es eterna su misericordia”.

Comentarios

  • Está genial. Me ayuda a entrar a la oracion y permanecer en ella.

    • Gracias, Deysi, por tu mensaje. Seguiremos publicando cada domingo de Pascua.

  • Gracias Toni por abrir el conocimiento del perdón, al decir que el mismo es patrimonio de las victimas y de las criaturas ofendidas. Como dice Ignacio en los E.E. “Coloquio 53-54” Jesús habla como un amigo habla a otro.Jesús ly e dice a Tomás, trae tu dedo y palpa. Cuanta falta nos hace para comprenderle.

Deje sus cometarios

SUSCRIBIRSE BOLETÍN

CALENDARIO

« Mes anterior Mayo 2019 Mes siguiente »
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
29
30
1
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
2
1
  • 19:30Oración comunitaria
3
1
  • 18:30Separados y divorciados
4
1
  • 19:00Eucaristía sábados
5
1
  • 12:00Eucaristía
6
7
1
  • 22:00Grupos Jóvenes
8
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
9
1
  • 19:30Oración comunitaria
10
1
  • 18:30Separados y divorciados
11
1
  • 19:00Eucaristía sábados
12
1
  • 12:00Eucaristía
13
14
15
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
16
1
  • 19:30Oración comunitaria
17
1
  • 18:30Separados y divorciados
18
1
  • 19:00Eucaristía sábados
19
1
  • 12:00Eucaristía
20
21
1
  • 21:30Conferencia. Reducción del consumo de plástico
22
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
23
1
  • 19:30Oración comunitaria
24
2
  • 18:00Escuela de escucha
  • 18:30Separados y divorciados
25
1
  • 19:00Eucaristía sábados
26
1
  • 12:00Eucaristía
27
28
29
1
  • 19:00Meditación con los "Amigos del desierto"
30
1
  • 19:30Oración comunitaria
31
1
  • 18:30Separados y divorciados
1
2