Cadena de favores

Las Escuelas san José están viviendo la Semana Ignaciana y nos han invitado a participar acogiendo a los alumnos de 6º EP. Lo que impulsamos desde Entreculturas, el SJM Valencia y el Centro Arrupe forma parte de una cadena de favores a la que les hemos invitado sumarse. Tras los talleres que hemos tenido presentándoles nuestras cadenas de favores, hemos leído este Manifiesto.

A lo largo de los 6 años que hemos estado en Primaria hemos ido descubriendo distintos aspectos de la Compañía de Jesús y que hoy aquí, todos juntos, queremos manifestar en voz alta formando una cadena, ya que queremos seguir siendo como eslabones que unan, apoyen, den fuerza y transmitan valores. Por ello queremos echar la vista atrás y dar gracias por todas aquellas personas que han formado parte de esta cadena:

  • Gracias por todos los que nos han hecho ver las ventajas y avances de la ciencia, la tecnología, la sociedad… que nos han hecho descubrir tantos conocimientos que acercan unos seres humanos a otros, que nos acercan a tener una vida más hermosa.
  • Gracias por todos aquellos que soñaron que mediante la educación se podía mejorar el mundo, por todos aquellos que creyeron que la sociedad se cambia entre todos.
  • Gracias por todos aquellos que nos precedieron mirando al futuro, entregando sus talentos y energías para formar una cadena de ayuda y mejora.
  • Gracias por todos aquellos que nos abrieron los ojos para ver a los pobres y que alentaron a no quedarnos impasibles ante el sufrimiento ajeno, porque nos hicieron ver que un mundo mejor se consigue ayudando a que los demás mejoren sus vidas.
  • Gracias a todos aquellos que quisieron ser amigos de Jesús, seguir sus pasos y mostrarnos que la mejor manera de vivir es al estilo de Jesús.
  • Gracias por aquellos que decidieron ser hombres y mujeres para los demás, uniéndose en una cadena de ayuda mutua.

Hoy queremos proclamar aquí que si somos capaces de descubrir los valores de todos aquellos que dejaron su huella en el camino y que formaron parte de una cadena, nos sentiremos agradecidos y seguiremos formando parte y creando una cadena capaz de mover al mundo, formada por personas conscientes, trabajadoras, compasivas  y comprometidas que no tienen miedo a soñar. Hoy, con nuestras manos unidas formando una cadena, proclamamos que nosotros también queremos ser ejemplo para los demás, apoyándonos unos a otros y siendo responsables de nuestra propia vida.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*